topbella

miércoles, abril 23, 2014

Mitos del matrimonio: La noche de bodas

Primero que nada, quiero aclarar que tengo años -literalmente- queriendo volver por acá. Principalmente cuando no puedo dormir, o las cosas no andan del todo bien, y cuando un poquito de ambas. Y bien, me decidí a  escribir esto porque una gran amiga está a punto de convertirse en "señora de", y ya basta de cosas rosas -o rojas- que todo el mundo aporta. La verdad señores, con eso estamos comprometidos, aún cuando cada matrimonio es un mundo, los escribo desde mi perspectiva y experiencia, mismas que supongo que no está tan dispar con el 90% de los matrimonios. Así que -y aquí no se como continuar- mejor ya comenzamos.

1. La noche de bodas y su parafernalia.
No se por qué en todos los sitios webs, tus amigas, tus vecinas, compañeras de trabajo y agregadas juran y perjuran que en la noche de bodas no hay sexo; porque acaban muy cansados, porque andan borrachos, porque hay que salir al día siguiente temprano a tomar el avión... Nada tan más y completamente FALSO, se puede estar muy cansada para lavar los trastes, para ir a trabajar, ¿pero para tener sexo?, ja!. El punto acá es que todo mundo se vuelve la mar de discreto, cuando los demás hacemos burla de que no durmieron la noche anterior, ponen una mala cara y dicen que es que estaban muy cansados. Bla, no les creo, porque el 80% de los casos no es cierto, tuvieron aunque sea media horita antes de caer en coma, y si no, ¡pues que aburridos!.

Ahora vamos con la parafernalia: no tiene caso que nos compremos negligés y cosas diminutas para la noche de bodas. Acá les dejo para que se hagan una imagen: llegan a la casa-hotel-lo que sea, aún vestidos de novios, la novia llega aventando los zapatos literal y pidiendo a gritos que la liberen del vestido (si, es la mar de incómodo). Supongamos que la novia guarda su dignidad y empieza a quitarse toooodos los pasadores que le pusieron en el peinador primero, después de aproximadamente media hora y pesando como un kilo menos, le toca el turno al maquillaje, que en mi experiencia casí me acabé un litro de crema desmaquillante por las plastas y plastas que me zamparon las "expertas en novias". Luego le dices a tu novio que te quite el vestido, lo cual tiene lógica, no puedes hacerlo tu sola, por que si recuerdas ni siquiera te lo pusiste sola, te ayudó tu mamá, una amiga, la vecina, la modista, alguien. Díganme en que momento después de que te desviste corres al baño a ponerte "cómoda" (siempre muero de la risa cuando alguien dice esto en algún programa de TV o película), para que te vuelva a desvestir, ¡pobre hombre!.

En fin resumiendo: la gente no admite tener sexo en la noche de bodas porque les da vergüenza de que todo mundo sepa a ciencia cierta que la noche anterior tuvieron intercambio de fluidos.
Es tonto o loco pensar que después de que te desnudes, vas a salir corriendo a cambiarte para entrar en un miniconjunto transparente.

Y estando fuera de práctica, mejor me despido, espero que la siguiente entrega, sea más fluída y más amena de leer :)

Lorena

martes, enero 08, 2013

El principio de todo

A nadie le gusta hablar sobre su matrimonio.

Bueno, a nadie le gusta hablar HONESTAMENTE sobre su matrimonio.

Hace muchos años que escucho hablar a la gente sobre el suyo, primordialmente mujeres y he notado y anotado muchas cosas:
*Está la dama que siempre, SIEMPRE se está quejando del marido que si es un inútil, que si no le ayuda en la casa, que si tiene muchos problemas sin resolver, que trajo al hogar cuentas, pendientes, vicios. Y obviamente si el susodicho hace algo bien, jamás, jamás aparecerá en el monólogo.
*Está la mujer que siempre, SIEMPRE le está echando porras al marido; ¿que bien no? pues NO. Porque sin invitación y sin venir al caso empieza a elogiarlo, queriendo cubrir a todo lugar las carencias que son visibles desde muy afuera.
*Estamos las demás, que un día nos quejamos, otro los amamos, otro colgamos el letrero de NO MOLESTAR en la puerta, que nos encantan sus detalles pero odiamos encontrar calcetines sucios en lugares inesperados, y que sí, no hablamos de nuestro matrimonio a menos que nos lo pregunten.

Y como mucha gente ha preguntado, he aquí el blog.

Cuando era soltera leí el libro NO SOY FELIZ, PERO TENGO UN MARIDO de Viviana Gómez Thorpe y me morí de la risa, ahora de casada, sigue siendo divertido, en un sentido macabro.

Cualquier parecido de su contenido con el presente, es pura, pura en serio, coincidencia.

martes, enero 01, 2013

Bienvenidos

Bienvenidos a éste, de vuelta su blog de confianza.

Bienvenido al 2013 que está nuevito y que apenas comienza.

Bienvenidas sean todas las cosas buenas que en algún lugar están esperando por mí -tengo fe que es así-.

y bienvenidos a conocer lo que nadie les dice de la convivencia en pareja, hijos, mi cabeza, etc.

lunes, diciembre 31, 2012

y en el último día...

Cerré el blog...

No es cierto, solo es una broma atrasada del día de los inocentes.

Duranto muchos años este blog se llamó "ni mi piel, ni mis ojos ni mi boca"; nadie preguntó por qué y aún así voy a decir la razón por la que lo llamé así. Porque no tenía ni idea.

¡Vamos! La honestidad es lo mejor ¿que no? De hecho abrí este espacio solo para poder comentar en otro que nunca jamás fue ni la mitad de genial como éste jajja que quieren, le agarré el gustito. Total les contaba yo una historia, ah sí!, pues en el momento de tener que ponerle el título al blog me quedé en blanco, y no quería algo así de pues mi espacio, mi lugar y cosas que eran muy sosas para mí; recuerdo en esa época haber estado releyendo un libro de Jaime Sabines y un poema se llama: "No es nada de tu cuerpo" me gustó el contexto, y me comí varias palabras para poderle poner así, ya que originalmente debió llamarse ni mi piel ni mis ojos ni mi vientre, pero ya saben, era joven, ingenua y virgen, la palabra vientre me parecía muy poco adecuada jajaja. El punto es que me gusto, y ¡voilá se quedó por años!

El problema aquí es que como creo haber mencionado antes no se si aquí o en esas charlas que sostengo conmigo misma durante el día, ya no soy la misma persona, mis ocupaciones y preocupaciones han cambiado, hay cosas que aún existen, vaya, el verdadero yo está ahí medio oculto tras delantales y guantes para el horno.

Creo haber mencionado también que ingresé al twitter y llevar ustedes saben una opinión secreta: Facebook es para que tus amigos vean y sepan que estás bien y el Twitter para decir tal cual lo sientes, lo piensas, sin diplomacia, vaya. Es necesario decir que 140 caracteres no son suficientes, no para mí que me encanta divagar! Además que no tengo followers (cosa por demás deprimente), no soy tan genial para darle forma a una idea y que sea así de favoritos, y me acordé de este lugar. Pensé en botar todo esto, y darle un shine , sin embargo, le tengo cariño, mucho cariño a todo lo que está aquí, lo que viví y en algún momento bloquee, disfruté, olvidé, dolió y se curó... Así que dije ¡que diablos! si alguien quiere entender por qué tomo algún enfoque solo tienen que dar una leídita a la historia y listo!  Hice lo que se hace cuando se quiere redecorar una casa ¡le cambias el color y las cortinas! El color ya lo cambié, y las cortinas, ¡las pondré mañana! En el día de hoy mis estimados amigos les agradezco que se hayan detenido a leer esto, esté blog se despide, mañana vendrá la misma persona con otras cosas cotidianas que contar.

La antigua yo se despide con el poema que le dió nombre a este lugar por tantos años:


No es nada de tu cuerpo

No es nada de tu cuerpo,
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca —tu boca
que es igual que tu sexo—,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo, en que bebo.
Ni son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada —¿qué es una mirada?—
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un grano, ni un momento:

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.


martes, junio 26, 2012


"-¿Hay algo peor que escuchar un no te quiero?
 - Sí, escuchar un no tenemos de su talla."


Ya ven por donde voy ¿no?
Entre las muchas tragedias de este mundo está la que me está agobiando -y matando- en este momento: tengo un evento en 10 días y NO ME CIERRA EL VESTIDO.

Fatal, y no es cuestión de aguantar la respiración es que no me cierra como mmm por ¿10 cm? o una medida espantosa así. Y supongo que se preguntarán si eso me está matando y lo está haciendo será por el remordimiento; pues no.

Me está matando de hambre.

Hoy por primera vez en mi vida empecé una dieta, y me tocó comer fruta, TODO EL TRISTE E INSATISFECHO DIA COMIENDO FRUTAAAAA!!!!! Quizá exageré, no todo el día, solo cada tres horas.

Así que aquí estoy contando los últimos 34 minutos que me faltan para ir a comer una saludable e insípida manzana, alejada de mi familia porque obviamente estoy de un geniooo, ya fuí y nadé en la mañana y en otro rato más me voy a caminar.


Update. Mientras buscaba una imagen para poner en este post, todo mundo y digo TODO se ven encantados comiendo verduritas, y frutitas como si fuera la gran cosa, pero ¿saben que? a mí no me engañan después de la foto se van y se dan un atracón de pizza. ¡Faltaba más!

sábado, mayo 19, 2012

Lloré con este video

}
Gracias Prisi =)



-Y ese regalo?
-Es para mi madre. Tú como no tienes madre no lo sabes, pero a las madres se les hacen regalos.

viernes, mayo 18, 2012

Psst eittttt

Hoy me puse a leer mi blog, y es que ningún lugar como el hogar, dicen; Twitter definitivamente no es para mí, leo, me río, pero me estresa eso de saber quién te lee, quien te sigue, quien te da unfollow :(. Así que volví a casa a quitarle el polvo a historias propias y ajenas, a personajes reales mezclados con ficción, pues el fin siempre será entretener. Y ver cuanto he crecido y cambiado, of course.


En mi cuento de Caperucita Roja encontré este comentario que me dió muchísima risa; como ya crecí también voy a dar crédito, esto lo escribió para mí mi buen amigo español Mikel/mmio, ríanse un poquito conmigo, ¿sí?


Caperucita sabía perfectamente que podía encontrarse con el lobo feroz.

Caperucita no era ajena al hambre del lobo.

Si Caperucita hubiera ofrecido al Lobo la cesta de la merienda de su abuelita muy probablemente no habría ocurrido lo que ocurrió...

El Lobo no ataca a Caperucita inmediatamente, sino que al contrario, conversa con ella.

Es Caperucita quien da pistas al lobo y le señala el camino de la casa de la abu.

La abu es idiota al confundir a su nieta con el Lobo.

Cuando Caperu llega y el Lobo está en la cama con la ropa de la abuelita, Caperucita no se alarma... El hecho de que Cape confunda al Lobo con la abu, demuestra que la niña iba poquísimo a ver a su abuelita...

Cuando el Lobo, que ya no sabe qué hacer, se come a Caper... es porque ya no quedaba otra solución...

¿Es posible que antes de ello, en el bosque o en la cama, Caperucita tuviera relaciones con el Lobo?

Por lo tanto Caperucita y no el Lobo Feroz, es la que provoca los instintos naturales de la pobre fiera. Primero los sexuales y posteriormente los depredadores...

También la madre tuvo mucha culpa al no acompañar a su hijita...

Estos puntos son claros y concisos. Los que se empeñan en desprestigiar al Loboferoz, no se han parado a pensar en la posible manipulación que se ha hecho de su figura, su actividad y su reacción ante una provocadora profesional como parece ser CA pe RU ZI ta


Lorena
con la cooperación de mmio :D

viernes, septiembre 16, 2011

Píldoras de ácido


Como últimamente habrán notado, no soy la persona más feliz del mundo.

No es queja, ni solicitud de lástima o compasión, es simplemente lo que grito todos los días conforme avanza el tiempo. No es culpa de nadie que no sea yo por ser incapaz de llevar mi propia vida, o quizá por soñar alto, muy alto, por creer que de alguna manera mi vida iba a ser diferente a lo convencional, y quizá también estoy decepcionada porque no hay nada más común y más corriente que una existencia como la mía.

Últimamente me he dado cuenta de que el 90% de mis expretendientes se han casado/comprometido en lo que va del año, y ha pesar de que en verdad me da gusto que hayan encontrado a alguien a su medida, en el fondo de mí hay una serpientilla que me pregunta que habría sido de su vida si yo hubiera dicho "SI", porque no me habría casado con ninguno. Es tan arrogante y quizá tan cierto pensar que habría cambiado sus historias; me alegra no haberlo hecho.

Pero hay veces que me entra un extrañamiento por todas las cosas que yo quise, y que no son posibles ya, que es imposible que no piense como sería mi vida ahora sí...

lunes, agosto 15, 2011

Un nuevo enfoque

Es tonto querer seguir la misma linea cuando la vida que una tiene ni es igual ni es remotamente como se había planeado.

Hace muchos ayeres leí el libro: Nosotras que nos queremos tanto de Marcela Serrano, es un libro estupendo, o al menos en su momento me gustó mucho.
Hoy me tropecé con esta frase que anote de ese libro en un papelito olvidado:

"Por generar sentimientos en los demás, olvidó generarlos en sí misma. Por estar atenta al sentir del otro no se sintió ella. Algo le taladra el corazón al comprender que por mirar a través de otros, no vio. Por encender a los demás, se apagó. Y ahora no sabe qué hacer con tanta desolación"


Estoy asustada, siento a veces que mi lucecita interior flaquea, y me he propuesto no permitir que se apague.

domingo, junio 05, 2011

Como dicen las abuelas...



lunes, mayo 09, 2011

La Cruda Verdad