topbella

miércoles, abril 23, 2014

Mitos del matrimonio: La noche de bodas

Primero que nada, quiero aclarar que tengo años -literalmente- queriendo volver por acá. Principalmente cuando no puedo dormir, o las cosas no andan del todo bien, y cuando un poquito de ambas. Y bien, me decidí a  escribir esto porque una gran amiga está a punto de convertirse en "señora de", y ya basta de cosas rosas -o rojas- que todo el mundo aporta. La verdad señores, con eso estamos comprometidos, aún cuando cada matrimonio es un mundo, los escribo desde mi perspectiva y experiencia, mismas que supongo que no está tan dispar con el 90% de los matrimonios. Así que -y aquí no se como continuar- mejor ya comenzamos.

1. La noche de bodas y su parafernalia.
No se por qué en todos los sitios webs, tus amigas, tus vecinas, compañeras de trabajo y agregadas juran y perjuran que en la noche de bodas no hay sexo; porque acaban muy cansados, porque andan borrachos, porque hay que salir al día siguiente temprano a tomar el avión... Nada tan más y completamente FALSO, se puede estar muy cansada para lavar los trastes, para ir a trabajar, ¿pero para tener sexo?, ja!. El punto acá es que todo mundo se vuelve la mar de discreto, cuando los demás hacemos burla de que no durmieron la noche anterior, ponen una mala cara y dicen que es que estaban muy cansados. Bla, no les creo, porque el 80% de los casos no es cierto, tuvieron aunque sea media horita antes de caer en coma, y si no, ¡pues que aburridos!.

Ahora vamos con la parafernalia: no tiene caso que nos compremos negligés y cosas diminutas para la noche de bodas. Acá les dejo para que se hagan una imagen: llegan a la casa-hotel-lo que sea, aún vestidos de novios, la novia llega aventando los zapatos literal y pidiendo a gritos que la liberen del vestido (si, es la mar de incómodo). Supongamos que la novia guarda su dignidad y empieza a quitarse toooodos los pasadores que le pusieron en el peinador primero, después de aproximadamente media hora y pesando como un kilo menos, le toca el turno al maquillaje, que en mi experiencia casí me acabé un litro de crema desmaquillante por las plastas y plastas que me zamparon las "expertas en novias". Luego le dices a tu novio que te quite el vestido, lo cual tiene lógica, no puedes hacerlo tu sola, por que si recuerdas ni siquiera te lo pusiste sola, te ayudó tu mamá, una amiga, la vecina, la modista, alguien. Díganme en que momento después de que te desviste corres al baño a ponerte "cómoda" (siempre muero de la risa cuando alguien dice esto en algún programa de TV o película), para que te vuelva a desvestir, ¡pobre hombre!.

En fin resumiendo: la gente no admite tener sexo en la noche de bodas porque les da vergüenza de que todo mundo sepa a ciencia cierta que la noche anterior tuvieron intercambio de fluidos.
Es tonto o loco pensar que después de que te desnudes, vas a salir corriendo a cambiarte para entrar en un miniconjunto transparente.

Y estando fuera de práctica, mejor me despido, espero que la siguiente entrega, sea más fluída y más amena de leer :)

Lorena

0 comentarios: